lunes, 13 de octubre de 2008

EL QUE QUIERA SER EL MAYOR

Dice la palabra en Mateo 20 :25 -28Jesus les llamo y les dijo: “ como ustedes saben los gobernantes de las naciones oprimen a los súbditos y los altos oficiales abusan de su autoridad .
Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario el que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor, y el quiera ser el primero debe ser esclavo de los demás, así como el hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.

Esta enseñanza nos deja de contenido, principalmente sobre el sentido del servicio, que este debe ser de corazón sin pretender nada a cambio, pues aquellos que buscan ser recompensados, lo que lograran es conseguir el salir decepcionados, al dar esperando recompensa.

El servicio tiene que ir acompañado de una verdadera humildad, que esta trae consigo como nos enseñaba Pastor en ocasiones atrás, trae consigo; prosperidad, vida y honores, mas estos honores no hay que ir a buscarlo Dios los llevara a nosotros.

En nuestra Iglesia nos han enseñado ir por la Milla Extra, dar mas, sin esperar nada a cambio, y lo mejor con excelencia, la actitud de un buen cristiano tienen que ir con esto, EXCELENCIA nuestro padre solo sabe dar buenas cosas, no regulares y nosotros como su ejemplo debemos hacer igual. Como en el primer milagro en donde por lo general a final de las celebraciones, el primer vino se da al inicio, pero como nuestro Padre al llegar lo final, a falta de vino, pero el no sabe hacer nada regular ni malo, el da lo mejor. De el solo esperaremos lo EXCELENTE, y como tal debemos ser nosotros

El servicio el único objetivo es amor al señor y por ende a sus hijos, que no sea otro motor que lo impulse, pues los demás son insanos y egoístas.
Comentaba el Pastor que la raíz de todos los males es querer ser importante, querer tener el poder, enseñorearse, orgullecerse, exaltarse, ser aplaudido teniendo el dominio principalmente por los demás, este viene de la mano con el orgullo y la prepotencia. Es como el que se preocupa por el que hará en el ministerio que tiene y no en el ser instrumento de Dios.

El que quiere hacerse grande a causa de reconocimientos por su obra seguramente logrará lo contrario como lo señala Mateo, se convertirá en un esclavo.
Muchas personas suelen tener una necesidad de reconocimiento, talvez, por que en un momento de su vida no se sintieron amados o reconocidos en su ser y intenta dar servicio a otras buscando la aprobación de quienes les rodean, consiguiendo e efecto contrario, dejando sus huellas, en donde los demás perciben de el ese vació interior que lo quieren llenar a través de aplausos forzados. Así que el que quiera ser grande solo lograra el efecto contrario, la lastima, la humillación o el ser usado por aquellos que el deseo “por vanagloriarse. Si alguien es promovido, exaltado es por voluntad de Dios como ya lo indique por el reconocer nuestra humildad (recordemos que el, solo el puede ver lo que existe en nuestros corazones), si lo analizamos a fondo, el que es exaltado solo lo obtiene, sin ser su objetivo, sin esperarlo, pues esta tan ocupado y con amor sirviendo, que no percibe que puede ser observado, al contrario del que desea orgullecerse que trabaja, mucho mas si es visto.

Nuestro mejor modelo es Jesucristo que siendo rey, nos dio nuestras de su humildad al arrodillarse a lavar los pies, a servir a todos, a dar amor, a entregar su vida por amor.

En conclusión aquí lo importante es tener la actitud correcta, o es orgullo o humildad. Servir o ser servido, cuidar o ser cuidado.


7 de octubre /2008